Una iniciativa de:

Recursos

Disfagia : recomendaciones para la alimentación

Disfagia : recomendaciones para la alimentación

Recomendaciones a tener en cuenta para la alimentación de la persona con disfagia

Debe estar despierto, reactivo y colaborador.

• Evite ruidos y distracciones (TV, radio, visitas…), debe concentrarse en comer.

• No hable ni ría mientras come, hable sólo después de tragar.

• Bien sentado, preferiblemente en la silla, la cadera hacia atrás y los brazos y los pies bien apoyados. Si está en cama, incorporar el cabezal 45-90 grados.

Si lleva prótesis dental, asegúrese de que está fija.

• La cabeza debe estar ligeramente flexionada hacia abajo. La persona que alimenta debe sentarse a su altura y acercarle la comida por debajo de la boca.

Debe comer despacio. Algunas personas son muy impulsivas, no debe tomar otra cucharada hasta que haya tragado la anterior.

• Si durante la comida observa algún signo de disfagia (carraspeo, tos, voz húmeda, sensación de que el alimento se ha quedado en la garganta o tiene que tragarlo en varias veces, regurgitación por la nariz o por la tráquea, lentitud para comer con un tiempo superior a 30 min u otras) coméntelo con el médico, la enfermera o la logopeda.

 

Después de comer:

• Debe estar incorporado 30 min para evitar reflujo.

Retire los residuos de la boca y haga la higiene oral como la enfermera le ha indicado.

¿Qué debe hacer si se produce un atragantamiento?

• Mantenga la calma.

Si tiene capacidad para toser, tiene que intentar que respire por la nariz y tosa más fuerte para sacar el alimento.

Si no es capaz de toser o la tos no es efectiva, pero está consciente, significa que la vía respiratoria está o se está ocluyendo. ¡Actúe!

1. Aguante el pecho con una mano e incline a la persona ligeramente hacia delante. Con el talón de la otra mano, de 5 palmadas secas en medio de la espalda  (entre las escápulas) para favorecer la salida del

alimento.

2. Si no saca el alimento, tendrá que hacer la maniobra de Heimlich. Póngase detrás de la persona, rodéela con los brazos por la parte superior del abdomen e inclínela hacia delante. Coloque el puño en la boca del estómago. Con la otra mano, agarre el puño y empuje fuerte y rápido hacia dentro y hacia arriba. Repita 5 veces.

3. Si no saca el alimento, alterne las 5 palmadas en la espalda con la maniobra de Heimlich.

Si las maniobras no son efectivas o la persona pierde el conocimiento, llame a emergencias al 112.

Entrénese por si se encuentra en esta situación.