Una iniciativa de:

Recursos

¿Qué es el daño cerebral adquirido?

¿Qué es el daño cerebral adquirido?

DESCRIPCIÓN

El daño cerebral adquirido es una lesión en el cerebro que puede ocasionar alteraciones físicas, cognitivas, conductuales, emocionales y sociales.

CAUSAS

Las causas más frecuentes son:

  • Traumatismo craneoencefálico (TCE)
  • Ictus (infartos o hemorragias)
  • Anoxia cerebral
  • Tumor cerebral
  • Infección cerebral (encefalitis, meningitis)

CONSECUENCIAS

Entre las consecuencias que se pueden derivar del daño cerebral destaca la afectación neuropsicológica, que incluye las alteraciones cognitivas, conductuales y emocionales, son las que mayor impacto tienen, afectando no sólo el funcionamiento individual sino también generando estrés, inestabilidad en el medio familiar y dificultando la integración social y laboral.

ALTERACIONES NEUROPSICOLÓGICAS

Entre las alteraciones cognitivas, las más frecuentes son:

  • Problemas de atención: tendencia a la distracción, enlentecimiento en el procesamiento de la información, problemas para mantener la atención durante una actividad y dificultad para dividir la atención entre tareas diferentes.
  • Problemas de memoria: disminución en la capacidad para recordar sucesos del pasado y para aprender y retener nueva información.
  • Alteración del funcionamiento ejecutivo: dificultad para adaptarse a nuevas situaciones, presencia de respuestas impulsivas sin una planificación previa, existencia de respuestas estereotipadas y poco flexibles (rigidez) pese a los cambios que tienen lugar en el ambiente.
  • Dificultades de comunicación y lenguaje: dificultad para evocar el nombre de las cosas, reducción de la expresión oral, falta de iniciativa para hablar, dificultad para entender instrucciones complejas, etc.
  • Falta de conciencia del déficit.

Son frecuentes los cambios conductuales que se producen después de una lesión cerebral, como:

  • Dificultad en el control de los impulsos que se podrá traducir en desinhibición, impulsividad, irritabilidad o agresividad.
  • Falta de motivación, que se puede traducir en apatía o en falta de iniciativa.
  • Pérdida de habilidades sociales que puede llevar a conductas sociales inapropiadas, dificultad para relacionarse con los demás, egocentrismo.

A nivel emocional, la persona con daño cerebral puede presentar alteraciones emocionales secundarias a la propia lesión o la repercusión funcional del daño cerebral:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Dificultad en el proceso de adaptación a la discapacidad
  • Alteración en la regulación de las emociones provocando cambios repentinos de humor, labilidad emocional, indiferencia afectiva, hipersensibilidad,…

RECOMENDACIONES

  • Realizar una exploración neuropsicológica con el objetivo de detectar las consecuencias de la lesión cerebral en el ámbito cognitivo, conductual y emocional.
  • Proporcionar rehabilitación neuropsicológica a la persona con alteración neuropsicológica, secundario al daño cerebral.
  • La intervención neuropsicológica debe ir dirigida, tanto a la persona afectada por el daño cerebral como a la familia, informando, orientando y educando en las consecuencias del daño cerebral.
  • Centro de Rehabilitación Acuática Garraf
  • adaptación de vehiculos
  • La ducha accesible para personas con movilidad reducida
  • adom autonomia y accesibilidad accesos
  • ¿Cuál es tu sueño? #EninterAyuda busca sueños por cumplir. Atrévete.
  • gracare ajudes tecniques ayudas tecnicas